CARTA ABIERTA AL SECRETARIO DE CULTURA PABLO AVELLUTO


De mi mayor consideración me dirijo a usted en carácter de ciudadano, cineasta y docente del ENERC. Intentare guardar las formas y expresarme con el mayor respeto posible. Hace pocos días formule vía twitter una pregunta sobre la calidad de la política cultural de este gobierno. Ni lerdo ni perezoso usted me respondió y me envió a leer una elogiosa minuta sobre su gestión. Luego de leer esa nota con formato de panegírico me sorprendí al ver que el autor de la misma no era otro que usted mismo. Lo conozco y se de sus cualidades orales por lo tanto debo felicitarlo por la prosa de la misma. No así por el contenido . Por supuesto que usted debe contar con datos duros mas precisos que los que yo dispongo. En aquel auto elogio de su gestión usted habla de escribir desde la “no emoción” y sobre la contundencia de los hechos. No pretenda eso de mí. Soy un artista que vive de y para las emociones. No soy un contador, ni un administrador ni un escribano. De haberlo sido me hubiera dedicado a ser un CEO o funcionario publico como usted. Tampoco es mi intención refutar todos los logros de su gestión que usted argumenta en la nota de Perfil y que de seguro son ciertos. Yo se muy poco de la remodelación de fachadas de teatros, de la compra y venta de pinturas o del gerenciamiento de museos. Pero de lo que si le puedo hablar es sobre mi arte y mi experiencia como director y productor cinematográfico. Quiero decirle que mi crítica no esta teñida de ninguna cuestión electoral y partidaria. De hecho yo los vote en el 2015, aclaro que mi desencanto es enorme y que no pienso hacerlo en esta elección que se avecina, pero ese es otro tema. Desde mi humilde punto de vista su gestión obedece a la misma lógica de ejecución de todas y cada una de las políticas del gobierno del cual usted forma parte. Es decir; entregar cada una de las áreas del estado a los sectores mas concentrados de la economía . Esa es la estrategia y el sesgo ideológico del PRO y su coalición de gobierno. Ese es el plan. Para que negarlo. Asúmanse como lo que son. No tiene nada de malo ser de derecha o de izquierda. El problema es serlo durante la gestión de gobierno y disfrazarse de social demócratas para cada elección. De la misma manera en que nombraron a un ceo de Shell para manejar el área energética , o a un directivo de la sociedad rural para manejar la política agropecuaria argentina, cedieron la política audiovisual a los grandes multimedios de la argentina. Al quitar la posibilidad de obtener créditos blandos a los productores independientes y otorgar los subsidios al finalizar los procesos de producción eliminaron de la ecuación al cine “del medio” es decir a los productores medianos. Una política exactamente idéntica a la aplicada a las PYMES en el sector industrial. De este modo al productor independiente solo le quedan tres caminos : 1: Ser hijo de millonarios, 2 ) Salir a pedir un crédito a un banco o prestamistas a tasas usurarias para poder solventar la etapa de rodaje o 3) Buscar financiación en algunos de los grupos de multimedios que por lo general solo producen proyectos generados desde el interior de sus propias usinas o en su defecto a directores consagrados. Además estos grupos suelen ser los primeros en recuperar el dinero apenas el instituto de cine paga las primeras cuotas de subsidio quedándose además con gran porcentaje de las ganancias tanto de taquilla como de explotación en ventas al extranjero. Es decir el INCAA funciona como garante del “punto de equilibrio” de estas compañías productoras. Esto en el mejor de los mundos porque en la mayoría de los casos estas productoras ni siquiera se dignan a leer los guiones de los que venimos de afuera. Yo le comente sobre la peligrosidad de otorgarle el manejo de los fondos del INCAA a estos grupos apenas empezada su gestión, cuando buscaban candidato para ocupar el cargo de la presidencia del INCAA y surgían los nombres mas delirantes y variopintos ( Gustavo Noriega, Martin Seefeld, Nacho Viale, etc, etc ). Le comente que la total dependencia del INCAA del canon por parte de los grandes grupos mediáticos generaba una relación parasitaria y poco plural a la hora de otorgar créditos y subsidios. Además le plantee una pregunta que me parece materia de debate urgente entre todos los sectores del medio cinematográfico : ¿Por que el estado debe subsidiar a “Me case con un boludo” o a otras películas generadas por empresas que justamente no necesitan de esos subsidios?. Le comente que para mi eso era lo mismo que el estado subsidie a Coca Cola o a Toyota. Como resultado de esta política han pasteurizado el cine. Generando un pseudo cine industrial dependiente del estado que solo produce comedias genéricas de problemitas matrimoniales con afiches de fondo blanco y letritas de colores. De este modo han borrado la particularidad de nuestro cine. Aquel cine de productoras medianas que supo gestar las grandes obras de Aristarain, Solanas, Subiela, Bielinsky, Bender, Trapero, Martel, Sorín, entre otros . Ese cine rico en matices y de valores culturales propios casi ha desaparecido durante su gestión en favor de películas pasatistas, de tinte televisivo con ganas de ser norteamericanas pero con estrellas locales. El drama del monostarsystem o mejor dicho del sistema de monoestrella lo he sufrido en carne propia. No hay películas posible sin los dos o tres actores/actrices de renombre de siempre. Las grandes productoras y distribuidoras obligan a los directores a que alguno de estas estrellas encabecen el reparto, caso contrario se corren del proyecto sacándole toda posibilidad de financiación. Esto no es una “emoción” señor secretario. Esto es un “hecho” que me acaba de suceder. Y en caso de las películas sin alguna de estas figuras solo duran un par de semanas en el Gaumont . De todos estos problemas hablamos en ese encuentro.

Unos meses mas tarde, volví a tener una reunión con usted en el Ministerio cuando de forma unilateral y no consulta decidió echar del ENERC al mejor rector que tuvo la escuela, el señor Pablo Rovito. En ese momento corrían todo tipo de rumores. Entre ellos el cierre de la escuela y por esa razón yo le pedí una reunión para verificar si eso era cierto y de serlo, rogarle que no lo hiciera. Debo decir, lo justo es justo, que usted me recibió con absoluta cordialidad y que me garantizo que eso no estaba en sus planes y que eran todos rumores mal intencionados. Y usted estaba en lo cierto. Pero también debo decirle algo que no esta en su nota sobre su gestión y es que la escuela se encuentra en una situación compleja, con casi todas sus obras y compras de equipos paralizadas, con pocos fondos y con una situación de pauperización en los salarios de sus docentes. Me voy a referir a otro hecho concreto y no a una emoción. Como docente (mal llamado instructor) de realización de la carrera de realización y con mas de 14 años de antigüedad sabe cual es mi salario? 8157 $. Cual es el suyo? Piense que hay excelentes docentes que tienen menos antigüedad y que por ende ganan menos y están precarizados en sus contratos. Eso también es política cultural señor secretario. El salario que usted le paga a un maestro formador habla a las claras de las prioridades de su gestión. Cultura no solo es la remodelación de la fachada de un palacio de Recoleta, la elección de un director de museo, la celebración del mes de una etnia en Avenida de Mayo o gastar millones de pesos en traer a falsos productores europeos a todo trapo y alojarlos en grandes hoteles de Puerto Madero. Eso en el mejor de los casos es “generación de eventos” culturales para la tapa de Clarín. Cultura es gestar cultura, fomentar cultura, formar artistas y apoyarlos a lo largo de su carrera. Le doy un ejemplo de este error de su gestión. El ENERC forma directores, guionistas, directores de fotografía, montajistas, sonidistas, productores y directores de arte. Durante 4 años somos la NASA formando astronautas audiovisuales. He visto pasar alumnas y alumnos de un talento superlativo . Créame. Podríamos armar un dream team de alumnos cuyas películas darían que hablar por décadas. Jóvenes brillantes repletos de genio y capacidad para contar grandes historias en las pantallas de nuestro país y el mundo. Y sabe como terminan?. La gran mayoría de los directores y guionistas no llega a filmar nada. Durante 4 años el estado, el ENERC y yo formamos astronautas que no vuelan, que no encuentran trabajo y se ven obligados a dedicarse a otra cosa para ganarse el sustento. Los alumnos del ENERC ni siquiera cuentan con un concurso propio de largometraje. Algo por lo que muchos docentes de la escuela la vienen pelando hace años sin ninguna respuesta. Dígame secretario, si todos esos jóvenes que se han ganado su lugar a fuerza de un examen de ingreso rigurosísimo y de cuatro años de dejarlo todo para formarse no podrían estar trabajando de directores, guionistas o directores de fotografía en ficciones para nuestra televisión publica o en series para el Canal Encuentro en vez de comprar enlatados de afuera como lo vienen haciendo en los ultimos años.

Con respecto al punto sobre la pluralidad de su gestión y la diversidad ideológica permítame ponerlo en duda. Basta con encender la Televisión Publica para ver que esta repleta de programas de amigos muy cercanos desde lo ideológico a su gobierno. Tal es el caso del programa de Federico Andahazi y el sidecar o el de Martin Seefeld ( conocido amigo intimo del presidente ) o el programa de los foquitos de luz donde casi siempre los entrevistados son afines a la ideología del gobierno. Y pongamos que yo estoy equivocado y su gestión es verdaderamente plural, discúlpeme pero no hay nada que agradecerle. La pluralidad de opiniones no es algo que se regala o se reparte. Es un derecho adquirido ganado con la democracia . Y si el anterior gobierno no la ejerció debería haber sido juzgado por ello. Que quede claro que ustedes no nos regalan la libertad de hablar o de trabajar en cualquier lado.

Y hablando de tolerancia a la crítica lo que mas bronca me da; y pido perdón por dejarme llevar por las emociones, es que durante estos 4 años de su gestión jamás me respondió a ningunos de los temas que le plantee en aquella charla pero basto para que cuestione su gestión con una sola pregunta por twitter : “¿Donde estaba la política cultural de su gobierno? para que de modo inmediato me twittee una respuesta. Esa es la obsesión de su gobierno. Ver que decimos, pensamos y cuestionamos por Twitter. Viven pendientes de la selfie y el que dirán en las redes y no ven la realidad. Por eso esta carta abierta. Salgan del Nautilius de las redes. Salgan a la calle y vean y escuchen la realidad afuera de los countrys mentales que se construyeron.

Se lo pide alguien que se rompe el alma hace muchos años por hacer lo que ama, alguien que hizo una de las películas mas queridas de nuestro cine, alguien que realizo una serie para la TV Publica sobre HG Oesterheld casi ad honorem, alguien que dedica mucho tiempo en preparar sus clases para formar futuros artistas audiovisuales, alguien que pago religiosamente su deuda con el INCAA , alguien como yo, que se llama Cristian Bernard y que a los 51 años de edad no quiere callarse mas, aún a riesgo de no volver a trabajar en este medio donde nadie jamás se anima a hablar por temor a las represalias. Espero sepa entender mis emociones. No soy un robot, soy un ciudadano y un artista que esta harto de las mentiras de su gobierno.


Lo saluda atentamente , Cristian Bernard ( director, guionista y docente )

3,792 vistas
 

Formulario de suscripción

©2019 por Cristian Mariano Bernard.

  • Instagram