La ultima reseña :

Hace poco un amigo contador en un asado me hizo la siguiente pregunta “ Estoy muy caliente con eso del viaje a la luna, no entiendo para que lo hicieron, ¿cúal fue el logro de todo ese gasto de guita, para qué?”. Siempre me enfrente a los escépticos de internet pero nunca a un talibán del déficit cero. Desde su óptica capitalista contable la pregunta tiene sentido. Para que?. La respuesta esta en “First man”. De eso trata el viaje a la luna de Chazelle. No hay un puto ápice de patrioterismo, no hay un solo fotograma de falsa épica, no esta la bandera clavada , ni hay rednecks gritando Wooouuuuuu!!! en la sala de control, ni tampoco choques de manos entre Aldrin y Collins. La mayoría de las películas sobre la NASA y los viajes espaciales son como un mundial de futbol pero en esta no hay dos bandos. En esta hay mugre, hay caños que se retuercen y míseras y opacas ventanitas desde donde apenas se puede ver alguna que otra estrella, pero hay calor, vibraciones, remaches a punto de estallar y sobre todas las cosas hay dolor. Armstrong y su dolor en el alma. De esto trata toda la película y en ese dolor reside el motivo de semejante viaje. De tamaña proeza. Esta es una pequeña, sucia, granulienta, humilde y profunda historia de amor entre un padre y una hija y de cómo los dos llegaron a tocar el polvo de estrellas con las manos. Y si hablo de hijos me tengo que remitir al mío que en 5to grado tuvo que hacer una trabajo practico para historia y debió elegir a un personaje universal. La mayoría eligió a Gandhi, Mandela, Churchill y Eva Perón entre otros. El mío como buen hijo y nieto de pilotos eligió a Neil Armstrong. Siempre ame su figura y hasta llegue a fantasear en los 90 con entrevistarlo para un documental cuando me entere que solía viajar a una chacra de unos amigos en Uruguay cuando no daba clase en la universidad. Gracias a Facu pude adentrarme más en su figura y tratamos de buscar todo el material posible sobre su psicología. Leí varios libros sobre él pero por sobre todo lo que leímos me fascino “Moonfire” de Norman Mailer. Armstrong es una computadora decía Mailer enojado por su falta de humanidad. Armstrong nunca fue un tipo carismático, era un introvertido, un metódico, brillante ingeniero y encima de todo el mejor de los test pilots o pilotos de prueba. Pero había un serio problema . Armstrong mas allá de su fisonomía WASP no generaba empatía alguna con el público. No vendía. No era un relacionista público. Era un austero y un perfeccionista. Su única religión era el método, el trabajo y la excelencia. Para vender huevadas estaba Buzz “lightyear” Aldrin. Y Chazelle elige a Armstrong para contar la historia más increíble en este mundo de cínicos capitalistas y fanáticos antinorteamericanistas desde el punto de vista del personaje menos carismático de la carrera espacial. Y allí va el valiente Chazelle. A hacer la película menos norteamericana y más intimista del espacio. Por supuesto la película fue un fracaso rotundo de taquilla pero es de esas que va a hablar el tiempo. Merece todos y cada uno de los Oscars en todos los rubros y lo de Gosling es de otra galaxia. Pero no la van a nominar ni a uno y con el tiempo pasara a ser una obra de arte admirada y coleccionada en cuanta edición especial en formato físico exista en el futuro. Créanme , ya no se hacen mas de estas películas. Hay momentos que parece una de Bergman, o de Malick o de Casavettes, incluso una de Kubrick, nunca de Spielberg su genial y valiente productor. Pero siempre de Chazelle porque a Chazelle le importa el costo humano de la perfección. En la América de Chazelle, para tocar como Bird o bailar como Ginger Rogers hay que sacrificarlo todo incluyendo el amor pero acá es al revés. La única manera de sustentar semejante esfuerzo y sacrificio, de arriesgarlo todo, es a través de una acto de amor. Del amor más profundo . Del único y verdadero amor. No tengo mucho más para decir sobre semejante obra de arte. Hay secuencias maestras y de una precisión absoluta dignas de la perfección del propio Armstrong. No hay un plano de más ni de menos. Acá lo único que importa es el amor y como contarlo del modo mas humilde , sencillo y perfecto posible. Vayan a verla. No le hagan caso a los cínicos y a los materialistas. Vayan. Cambio y fuera Houston y gracias por todo a mis queridos y amados amigos de facebook.

113 vistas
 

Formulario de suscripción

©2019 por Cristian Mariano Bernard.

  • Instagram