LA ANTILISTA

Actualizado: 17 de ago de 2020


Sobre el final de la temporada 4 de los Soprano, Carmela Soprano, ya separada de Tony, organiza ciclos de cine con un grupo de amigas en su Mc Mansion. Carmela tiene la lista de películas esenciales del American Film Institute e inaugura la experiencia cultural con Citizen Kane. Antes de poner a andar la película en el ostentoso home theatre de Tony, agarra la guía de películas de Leonard Maltin que entre varios de los méritos artísticos de la película de Welles destaca la excelente fotografía de Greg Tholand. Al finalizar la proyección, de las seis amigas cuatro se quedaron semidormidas. Carmela y su otra amiga hacen un par de comentarios sobre el trineo y la soledad de Charles Foster Kane. Pero en verdad si la entendieron o no poco importa. Lo importante es que las chicas vieron lo que se debe ver según el consenso dictado por una institución de prestigio y una guía del estilo “cinema for dummies”. Es una escena magistral que grafica como nada el nivel de mono pensamiento , consenso y de unilateralidad en materia de canonizaciones cinematográficas . No quiere decir que “El ciudadano” no me parezca una gran película. Amo “Citizen Kane”. El problema es que forma parte de un evangelio según “San La Crítica” y ese evangelio no puede ser ni cuestionado ni renovado. Estas son las películas y los autores dictaminados por el ministerio de la sapiencia cinematográfica y el resto no vale la pena. Hay muchísimas de estas putas biblias , rankings y listitas. Las mejores de la historia según Cahiers, las mejores de la década según Sight and Sound, las mejores del año por Fipresci, las mejores de la semana por la liga de críticos trotskistas con Osde y así hasta el infinito y mas allá, pero casi todas coinciden siempre con las mismas figuritas. Durante los ingresos al ENERC sucede algo parecido. Cada vez que llega la etapa del coloquio que es la ultima etapa del examen, los aspirantes a alumnos recitan siempre el mismo casete cuando se les pregunta por determinado director o película que haya sido fundamental a la hora de decidirse por la carrera de director. Muy pocos nombran las películas que verdaderamente los han marcado a fuego o les gustan. Nombran las que se “deben” nombrar. Como si alguien en un pasillo les hubiera soplado que tal directora o director son el pasaporte para ser “los elegidos”. Se me viene a la mente Gonzalo Bazillo, uno de los alumnos mas brillantes de la escuela, que durante esta etapa fue de los pocos que dijo la verdad, la película que realmente amaba y que lo había definido como aspirante a realizador era Rocky. No es la película correcta. No es lo que el academicismo del cine desea escuchar. No es una película de vernisagge ni de museo. No ganas prestigio, ni premios, ni chiques, ni likes, ni sos el centro de una reunión de hípsters ricos y tristes por Rocky. Que te guste Rocky no da chapa. Chapa da Martel, Kiarostami, Bresson, Ozu, Lynch, Antonioni, Lanthimos, Béla Tarr, Xavier Dolan y todos estos retratistas donde a los personajes no les pasa nada porque son como la vida misma. ¿Pero Rocky? Ni siquiera se sabe quien es el director. Y si lo saben no se lo considera porque quién carajo es John Avildsen para la inteligentzia del cine. No se lo nota y si no se nota no es bueno, pero ese es otro tema. El tema acá es que Rocky no es la película correcta para nombrar en un examen del ENERC y seguramente tampoco sea la película correcta para la semana de la critica de Cannes ni tampoco sea la película correcta para el American Film Institute por mas que figure en el puesto 40 para verla. Las películas que voy a nombrar en mi lista tampoco lo son. Son las películas correctas para mi alma porque sencillamente son aquellas que me transformaron en todo lo que soy y seré. Son las que me hicieron reír cuando pensé en cosas feas, las que incluso odie y luego amé y por las que casi me agarro a piñas en un cine, son las que me hacen sentir menos solo o mas desesperado, son las que me iluminaron o me hicieron dar ganas de ir a incendiar un banco, son las que me hicieron ver que el mundo es una mierda pero también las que me dieron ganas de seguir peleando, son el espejo en donde me reflejo y no me gusto nada, son las que me dieron ganas de tener hijos para algún día poder verlas con ellos, son las que me gusta mostrar a mis alumnos de la ENERC para enseñarles a narrar cuentitos para antes de irnos a dormir. Son las que me han prestado aventuras a cambio de dos horas de estar sentado. Son el helado que me ayudo a saborear mis difíciles 51 años y sobre todo son a las que siempre recurro cuando no se que carajo contar o como contarlo. Son los manuales de cine mi vida. Mis textos no son de André Bazin, ni los puto Cahiers, mis textos son estas películas. Muchas de ellas son consideradas menores, la gran mayoría fuero fracasos de taquilla y critica, lados b, meros pasa tiempos o películas de no auteur. Otras no y otras directamente ni se las considera porque o no se las ha visto o se las ha visto mal. Como podrán ver hay muy poco cine europeo en mis preferencias dado que considero que el cine clásico es el cine norteamericano y que el resto solo son covers , algunos mejores y otros peores, pero solo son covers al fin. A mi no me cambió la vida Bresson, ni Resnais ni ningún director de apellido afrancesado. A mi me la cambio Ford, Spielberg, Hawks, Stone, De Palma, Coppola, Scorsese, Carpenter , James Gray, Chazelle y el buen cine norteamericano que aun sigue dando batalla por contar grandes historias. Porque que quede claro , la lucha entre el gran cine popular clásico y los cultores del no relato y la mera contemplación de vernisagge es una batalla cultural que muchos venimos peleando desde hace décadas y que por momentos estamos perdiendo por goleada. Dicho esto paso a presentar las películas que fueron, son y serán mis libros de texto de toda la vida.

1- Jacob´s Ladder : La vi en Los Ángeles en la semana de su estreno, apenas unos días después de Goodfellas, y ambas películas siguen grabadas en mi cabeza. Con esta maravilla Adrian Lynne hizo su mejor película. Horror social urbano ambientado en los 70, el infierno esta retratado como nunca y todo lo que se ve es real, ninguna truca de post digital ni de laboratorio, todos los monstruos son capturados frente a la óptica del DF Jeffrey Kimball. Fue una gran referencia para la parte obscura de German Ultimas Viñetas. Si Francis Bacon hubiese dirigido una película este sería el resultado. Magistral la escena del subte, además de adelantarse diez años a los finales que reformulan toda la historia.





2- State of Grace : Era la época mía de estudiante de cine y por aquel entonces había que ver a los Cohen porque sino no existías. Un domingo voy al Cine Premier y en vez de meterme a ver Millers Crossing fui por la película incorrecta. Cuando salí a la calle seguía inmerso en la atmosfera brutal de la película. La calle Corrientes estaba vacía, salía vapor de mi boca y yo me imaginaba caminando junto a diez gangsters irlandeses a punto de cagarme a tiros con una banda de italianos. Es la mejor película sobre un infiltrado y el tiroteo final es una clase de manejo de tensión cinematográfica. ¿El director? Phil Janou. Un absoluto desconocido que hizo el soberbio documental Ruttle and Hum de U2 y fue asistente de dirección de Spielberg. Nada mas y nada menos.



3- The Sugarland Express : Spielberg antes de ser Spielberg pero demostrando todo su arte. Es su verdadera película de los 70 (además de Munich que la hizo en los 2000). Una road movie con final trágico y desesperanzado.




4 - Prince of the city : Es la única película donde la gente dice una cosa y piensa otra y uno se da cuenta de eso, nadie es lo que dice en la vida ni en esta obra maestra . Tiene la mejor transformación de un personaje frente a una cámara sin corte. En un solo plano uno va viendo como el protagonista encorva su alma a la obscuridad. Treat Williams esta genial, pero si hubiera sido Pacino seguramente se la consideraría una obra del tamaño del Padrino, que por cierto lo es.




5- Sorcerer : Mugrienta, sin diálogos, tan solo con miradas y unos camiones que parecen monstruos , este remake del Salario del miedo supera a la original. Sin lugar a dudas es la mejor película de los 70, sin embargo y a pesar de todas sus virtudes cinematográficas fue el comienzo del fin de la carrera de Friedkin como director estrella de Hollywood. La película fue un fracaso estrepitoso. Eran los tiempos de Star Wars y nadie quiso ver a un grupo de canallas feos y transpirados tratando de transportar cajones de nitroglicerina por puentes colgantes. Quizás, de haberla hecho con un cast de estrellas, otra hubiese sido la suerte de esta maravilla y de la carrera de Friedkin. Como digo siempre del cine habla el tiempo y hoy nadie discute que Sorcerer es una película monumental.






6- Vanishing Point: Una flecha en la ruta, sin subtramas pelotudas, tan solo un Challenger blanco y un Kowalski empastillado con cosas peligrosas en el baúl . Todo el mundo le roba a esta película, pero nadie le llega a los talones. Si quieren hacer una película simple, con pocos diálogos, nervio y potencia vean esta maravilla de Richard Sarafian y guion de Cabrera Infante y de paso conocen a ese gran DF llamado John Alonzo.




7- Electra Glide in Blue : La conocí gracias a Fabián Bielinsky que me la recomendó para un ciclo de los 70. Es única, el reverso de Easy Rider y mucho mejor . Esta enorme obra de James William Guercio compitió oficialmente en Cannes y fue abucheada y tildada de fascista. Nuevamente del cine no hablan los festivales ni la crítica para señoras gordas . Tema aparte , la maravillosa banda de Chicago Transit Authority. Una opera cinemática sobre un policía motorizado.




8- I Vitelloni: Fue el principal referente para 768903. También para David Chase y su grupo de mafiosos holgazanes que viven haciendo huevo, tomando sol y bebiendo capuchinos en la vereda de Satriales. ¿Se puede contar una película sobre un grupo de amigos mediocres y miserables y sin embargo amarlos? Si se puede. Fellini pudo, Chase pudo y nosotros también.





9- Quien puede matar a un niño : Una película de horror diurna casi toda rodada en exteriores. La antítesis del barroquismo del cine de terror en general . Una de las mejores películas de terror de la historia. Cine de horror sin truquitos ni yeites. Solo dos adultos y un montón de niños en una isla desierta. La escena donde Cliff Booth entra al Spahn ranch de los Manson en “Erase una vez en Hollywood” tranquilamente podría estar inspirada en la tensión de alguno de los encuentros de los protagonistas y los niños de esta gema de Chicho Ibáñez Serrador.




10- Heaven´s Gate : Es un Western fuera de escala, todo es de una dimensión nunca vista. La escena del egreso en Harvard, el baile de graduación que es un caleidoscopio humano, las calles de un pueblo que parecen la 9 de Julio en hora pico, pero con carretas. La lucha de clases en pleno Oeste retratada con amor y un nivel de detalle y grandilocuencia jamás vistos. La película duro una semana en cartel, significó la ruina de la United Artist y la caída en desgracia de la carrera del joven director estrella Michael Cimino que murió denostado, solo, alejado del cine y operado como Yoko Ono pero nos dejo algunas grandes películas y esta obra mayor que hace que todos los westerns parezcan de papel mache en comparación.




11- The Village : La necesidad de las sociedades de crear un cuco que nos mantenga encerrados. The Village es la gran película sobre las torres y la paranoia post 11 de septiembre. Sin lugar a dudas es una película sobre una eterna cuarentena. Es la película mas política y poética de M Night Shyamalan con un final que lo redefine todo sin desautorizar lo que nos venía contando. Tiene planos que son de una belleza inusitada. Sin The Village no existiría The Witch. Materia aparte es el tono intimista y Bergmaniano que le imprime a cada fotograma el genio de Roger Deakins. Nuevamente le ocurrió lo que a muchas de las películas de esta antilista . Fue denostada por la crítica que de seguro en ese momento estaban babeando con alguna de Kiarostami.




12- Two Lovers : La mejor historia de un amor no correspondido jamás filmada. James Gray es el último de los cineastas que no se notan. El último de los mohicanos que se brindan por completo a cada historia, a cada género que le toca tratar. Toda su filmografía es excelente pero la ternura y tristeza que expresa acá el enorme Joaquín Phoenix la transforman en una verdadera obra maestra del genero romántico





13- . JFK : Es una de las películas mas apasionantes que haya salido de Hollywood . Cada vez que la agarro en la televisión no puedo dejar de verla. Disparos, luz, obscuridad, la película Super 8 de Zapruder, texturas en 16 y 35mm. Podría haber sido un juicio aburridísimo y es un collage vertiginoso de personajes siniestros. Según Mc Kee es el gran ejemplo sobre como brindar información de modo cinematográfico. Quizás también sea el gran ejemplo de la película mainstream mas experimental de la historia del cine. Sin lugar a dudas es la obra maestra de Stone. Poco importa si su teoría conspirativa para matar a Kennedy es cierta ( aunque Scorsese, Bob Dylan y yo la creamos cierta ). Lo que es real es el sentimiento caótico de una nación y la necesidad de alcanzar la verdad sobre el único golpe de estado sufrido por la supuesta gran democracia occidental. Stone vuelve a poner al montaje en el centro de la escena cinematográfica como nadie lo hacía desde los tiempos de Eisenstein.




14- Rumble Fish : Cine arte. 1 am. El cine esta lleno de insomnes. Viene la escena de la pelea de Rusty James contra una pandilla y cuando aparece el Motorcycle boy y lanza la moto contra los malos la película se corta y se empalma con otra escena omitiendo la resolución de esa gran batalla. Yo grito desde mi butaca “Devuélvanme la entrada” y un espectador me responde “Callate flaco, si ya la vimos todos”. Eso era el cine antes. Eso es lo que ya no existe mas. Quizás porque no hay mas celuloide que se corte o por ahí porque los cinéfilos actuales no son capaces de trasnochar en un cine y putearse entre sí por la interrupción de una película. De cuando ir al cine era como asistir a una misa sagrada.




15- The thing : Miedo, asco y paranoia, todo a la vez y de como el hombre es mas aterrador que una cabeza humana con patas de araña. Jamás Carpenter volvió a hacer algo semejante. Odio los finales abiertos, pero en este caso Carpenter consigue que salgamos del cine pensando hasta la fecha.




16- Felicidades : El cine argentino carece de atmosfera. En su búsqueda de alcanzar la realidad perdió la magia. Sur, El acto en Cuestión, Felicidades y Muere monstruo muere son las únicas películas argentinas que siento que son atmosféricas, que el lugar donde transcurren es propiedad única del fenómeno cinematográfico. La Buenos Aires de Lucho Bender es hermosa, triste, desoladora y mágicamente irreal. La mejor historia coral de nuestro cine que también sirvió de referencia para Regresados. Una lastima Lucho que te fuiste tan temprano del baile.




17- Los Soprano: I Vitelloni meets New jersey. No es una serie. Es una película de 90 horas y el comienzo del estudio de la ambigüedad del alma de un personaje. O mejor dicho es la mejor serie de la historia y demostró que el cine venía corriendo veinte mil cuadras atrás. ¿El cine o la series? Si es por los Soprano me quedo con las series. Lastima que después vino La puta casa de papel y toda esa bosssssssta.



18- Mean Streets : La película por la que comenzó mi amor por Scorsese. La mafia de Scorsese es ramplona, de barrio, ordinaria. Son los chicos de los mandados de los capos de la cuadra. No hay honor acá. Tan solo amigos criados en la cultura de la mafiosidad católica ítalo norteamericana. Acá nace el cine de Scorsese y su matrimonio con el mejor actor del universo.




19- The Shawshank Redemption : Darabont es quien mejor interpreta a King en el cine, pero lo hace bien porque sabe elegir el material tan imperfecto y recargado del escritor. El guion es hermoso y es quizás la ultima gran película popular. Hoy al cine le esta pasando lo mismo que al Jazz en los últimos tiempos. Ha pasado de los grandes salones de baile a un club de 2x2 donde no se permite fumar. Esta es una de las grandes ultimas películas de salón de baile, no por el hecho de bailar, sino porque es puro disfrute, emoción y relato clásico.



20- A Perfect World : Eastwood y Costner juntos por única vez. Y el resultado es magistral. El comienzo con Costner durmiendo y los dólares volando sobre el es una idea visual de las que no abundan en el cine de hoy en día. El final remite a al magnicidio de Kennedy. Parece mentira que un republicano de derecha haga películas tan sensibles. Extraño. Esta y Gran Torino son las últimas grandes películas de su última etapa.



21- The 25th hour : Spike Lee hace por primera vez una película sobre blancos de clase media alta habitantes de una NY arrasada por los atentados del 11S y logra su obra maestra. No se por que, pero la película me remite al Cimino de The Deer Hunter. No lo puedo explicar con demasiada precisión, pero la idea de ese grupo de amigos, del amigo que se va hacia un destino de improbable regreso, la despedida , la celebración de esa última noche, me hace acordar mucho, sobre todo ese clima de comunión que se da en la escena del casamiento previo a Vietnam de The deer hunter. Como sea, lo mas curioso es que justo cuando Lee no habla de su raza las cosas le salgan tan bien. Acá no señala con el dedito ni culpa a los blancos de todas las calamidades del universo. No se victimiza. El final esta entre lo mas triste, desolador y descomunal del cine moderno. Nuevamente la critica estaba mascando chicle y viendo la última de Atom Egoyan mientras Spike Lee hacía su mejor película. La academia tampoco la tuvo en cuenta. Cada vez que vean que película quedó afuera de los Oscar préstenle mucha atención porque debe ser una obra maestra.




22- Crímenes y pecados : La mejor de Woody Allen. Jamás salí tan convencido del cine sobre que este mundo no se rige por los méritos. Otra gran influencia para Regresados.




23- Witness : Fue la primera película que vi con mi mujer en el cine. Todo es magistral y es un gran ejemplo de como comenzar una película. Una carreta con colonos desanda un camino, de golpe se cruza con un camión que pasa de largo en sentido opuesto. El choque de culturas en una sola imagen. El ADN de toda la película esta allí. La escena donde el niño mira la foto del asesino y lo mira a John Book es el mejor juego de miradas que recuerdo en una película.



24- Streets of fire : Una fábula de rock and roll anuncia el primer título. Y de vuelta uno sabe que eso que esta viendo en la pantalla es una hermosa mentira llena de colores y neones. Un western atemporal. El héroe y el villano pelándose por una chica al ritmo de una banda sonora extraordinaria. Gran parte de mi escritura actual se la debo a haber leído los guiones de Walter Hill. Uno lee el guion de Streets of fire y esta el montaje , el ritmo, el clima , el tono de la película, todo. Lean los guiones de Walter Hill y van a aprender a escribir cine.




25- Husbands : Husbands dio vuelta todo lo que pensaba sobre como hacer cine. Cuando la vi pensé que ese era el cine que había que hacer. El posible, el real, el que estaba al alcance de mis posibilidades. Una tremenda pelotudez y una mentira. Cassavetes no filmaba barato y tampoco sin guion. Cassavetes rodaba y rodaba, a la noche lo montaba en su casa y si no le gustaba como había quedado lo volvía a rodar. Gastaba kilómetros de celuloide. Igual siempre fue un referente y mucho mas cuando hicimos 76 89 03. Hay una toma de Dino, Salvador y Paco cantando “Wanda Ramera” en la calle que la filmamos con un tele como Cassavetes cuando filma a Falk, Gazzara y a si mismo caminando en un plano frontal por las calles de NY. Fue y sigue siendo una gran influencia en mi . Su cine emana una verdad que nadie a alcanzado aún.



26- Carlito´s Way : La película que mas me gusta de De Palma. La vi en un cine en Broadway con un gang de cinco muchachones negros dados vuelta y descorchando champagne atrás mío. Cada vez que Carlito se arrepentía de matar a alguien los tipos puteaban a Pacino y a la pantalla. Juro que temí por mi vida pero al mismo tiempo los odiaba porque estaban arruinándome una de las películas mas emocionantes de mi vida. La tensión en la escena de pool, Sean Penn haciendo el mejor papel de su vida, Pacino viendo al amor de su vida desde una terraza y protegiéndose de la lluvia con la tapa de un tacho de basura, Lalin y los fucking diapers, toda la secuencia del subte. Carlito´s Way es cine en estado puro. Me se líneas de memoria de la película y Porcel, dios mío que maravilla Jorge Porcel alias Sasso.




27- The Wicker man ( 1973 ) Cualquier parecido con el clan Manson es pura coincidencia. El hippismo, el paganismo y toda la melange de cultos comunitarios colisionan con el conservadurismo británico. Nuevamente terror humano social. The dream is over parece decirnos esta obra brutal y siniestra. De las mejores películas de terror de la historia.




28- First Man : Todavía hay que seguir insistiendo con esta maravilla por la sencilla razón del antinorteamericanismo estúpido en combo con el terraplenismo mental. El hombre llego a la luna imbéciles y Damien Chazelle lo contó como nadie. Sin patriotismo y sin efectos ampulosos. Es la historia de un padre y de su viaje hacia el espacio con la única misión de sanar la herida mas profunda que un ser humano pueda tener. Solo eso, contado con amor y precisión quirúrgica. First man es un ejercicio magistral de punto de vista. Por supuesto la Academia y gran parte de la crítica dejaron pasar esta obra magistral que no fue nominada en casi ningún rubro. Les recuerdo una cosa: ese año el Oscar a la mejor película fue para el paneo eterno de “Roma”. ¿Alguien se acuerda de Roma?



29- Batman Begins : Es la única de las tres Batman que me parece genial. Nolan toma cosas del Unbreakable de Shyamalan y lleva al terreno del realismo al gran superhéroe de DC. Toda la primera parte que es el entrenamiento y nacimiento del héroe es mítico y poderoso. Otra película para ver en pandemia. La liga de las sombras cada tanto programa un virus, una peste que limpia la escoria de la humanidad. Escucharlo a Ra´s al Ghul da pánico en estos tiempos.




30- Interstellar : Es 2001 pero mejor. Con alma y corazón. La fui a ver al IMAX y pocas veces sentí que una película era como una catedral. Maravilla. Con esta película Nolan deja los trabalenguas pelotudos y se transformó en el gran director popular que es hoy. Por supuesto la Academia volvió a ignorar a esta obra mayúscula para nominar a The Martian; una peliculita del espacio. Con Interstellar Nolan me terminó de convencer que es un cineasta majestuoso. Con Interstellar Nolan begins.




31- The Empire Strikes Back : Esta película pone en tela de juicio ese mandamiento de manual americano que es “show don´t tell me”, por la sencilla razón que el mejor punto de giro de la historia del cine esta en una frase . “I´m your father” y con solo decir eso George Lucas y Lawrence Kasdan reescriben todo lo que venían contando.



32- Mandy : Vuelo, libertad, adrenalina, psicodelia, terror, venganza, poesía y Nicolas Cage. Que mas se le puede pedir a una película hoy en día. Hay que estar muy atentos a lo que haga este muchacho de apellido Cosmatos.



33- Big Night : Dos hermanos abren un restaurante y la suerte de su negocio depende de una celebrity que tiene que venir a cenar pero que no llega nunca. Esto es una idea. Un story line. Si uno puede resumir en dos líneas el núcleo de una historia como esta es muy probable que luego tenga una gran película y Big Night, la olvidada maravilla de Stanley Tucci, lo es.



34- The Apartment : Cada vez que pienso en poner en escena la cámara en un interior pienso en esta película. The Apartment no es una comedia. Es una historia sobre como un oficinista se prostituye para trepar en la empresa para la que trabaja. Wilder hizo una película subversiva sobre la prostitución masculina en el capitalismo sin que nadie se diera cuenta en su momento.




35- Cinema Paradiso : Éramos tres amigos en el cine. Creo que el Gran Splendid. Viene la escena de Toto ya grande viendo en el cine la película que le dejo Alfredo. Una sucesión de todos los grandes besos de la historia del cine. Todos los besos que le robaron a Toto durante su infancia. Termina la película, se encienda la luz y los tres amigos, yo soy uno de ellos, no nos podemos mirar a los ojos. Tratamos de disimular las lagrimas. No queremos emitir palabra por temor a que las gargantas quebradas delaten que estamos llorando, hasta que uno de nosotros con la voz estrangulada dice : “No la careteemos mas”. Y nos largamos a llorar en power trío. Digan lo que quieran, pero cada vez que la veo el alma se me estruja.